¿Qué comer para no engordar?

Y por fin, hemos llegado a la pregunta del millón.  ¿Qué puedo comer para no engordar? Esa es una de las preguntas más típicas que te hace la gente cuando saben que eres dietista.  Acompañada de… ¿esto tiene muchas calorías, no?

Si queremos mantener nuestro peso no necesitamos irnos más allá de las típicas recomendaciones que todo el mundo sabe; cómo comer mucha verdura, fruta, legumbres, pescado, carne blanca, pasta sin salsas calóricas y sobre todo, realizar cocciones a la plancha o hervido.

Consumo de verdura y fruta

Estos dos grupos de alimentos son clave para realizar una dieta saludable. Gracias a su elevado contenido en agua, nos  aportan muy pocas calorías.

Se recomienda consumir verdura tanto en la comida como en la cena e intentar, que una de las dos raciones sea como plato principal y otra como guarnición.

En cuanto a la fruta, se recomienda 3 piezas al día.  Al poder ser, 1 ración en cada postre y pieza restante, durante el día.

Cocciones plancha y hervido 

Estas son las cocciones más habituales, pero también podemos cocinar al microondas o al horno.

Se suele utilizar estas cocciones porque son técnicas en las que se necesita poco aceite para cocinar. De esta manera, reducimos rápidamente el consumo de calorías extras que muchas veces ingerimos sin ser conscientes.

¿Qué no debería comer?

Realmente, observando la alimentación de la población española, más que preguntarnos… ¿que puedo comer para no engordar? deberíamos preguntarnos… ¿que no debería comer? Ya que cada día consumimos una enorme cantidad de alimentos “extra” que no son necesarios, ni para nuestras necesidades fisiológicas ni para nuestro peso.

Recientemente publique una noticia en la que se decía que la OMS recomienda como máximo un consumo de 25 g de azúcar al día, y que la población española consume de media unos 112 g… casi nada.

Todo ese extra de azúcar no es el que añadimos cuando nos tomamos un café o cuando comemos un yogur natural. Sino que todo ese azúcar lo consumimos inconscientemente en refrescos, zumos, bollería, dulces, panes, etc. Y todos estos productos son los que realmente nos empujan a tener un peso más elevado.

 Por lo tanto,  son productos que si observamos la Pirámide alimentaria, los encontramos en la parte más superior. Lo que quiere decir, que su consumo debe ser muy moderado y puntual.

 

 

 

 

 

p p

Leave a Response