Paradojas de las etiquetas

Hace unos días una paciente me dijo que solía tomar un cacao en polvo 0%, de la marca más conocida para todos.

Buscando información sobre su aporte nutricional, me llamó mucho la atención al ver que en la etiqueta del propio envase no se especificaba el contenido nutricional del producto en si.

Para mi sorpresa, me encontré que ese producto que se vende como muy sano, ligero, etc, etc. no  se indica ni las calorías ni los nutrientes del producto. En su lugar, se indicaba el aporte nutricional de 100 ml del preparado.

Entonces… ¿¿para que sirve la etiqueta???

Analizando un poco más la etiqueta, observas que ni te indican el tipo de leche que han usado para hacer el cálculo nutricional y lo que es peor…no te indican la cantidad de cacao que usan para afirmar que esa combinación tan solo tiene 51 kcal.

Desinformación nutricional.

Desde mi punto de vista, cuando alguien quiere analizar el etiquetado, quiere saber las calorías y los nutrientes que puede contener ese producto alimenticio. Y no las calorías que tiene el conjunto. 

Si por ejemplo compro mermelada,  quiero estar informada del aporte nutritivo de la mermelada, indicando aporte nutricional cada 100 gramos o por ración, pero que me den un dato para hacerme yo a la idea. Porque seguramente me la comeré con pan, pero desconocen con que tipo de pan haré la combinación y la cantidad de pan que llegaré a comer. 

Además, en este caso este tipo de cacao es habitual en personas que quieren cuidarse, o al menos, quieren controlar los excesos de azúcar, así que, que menos que indiquen como debe ser su aportación nutricional. 

Cristina Sánchez Reyes

Dietista- Nutricionista

 

 

 

 

Leave a Response