Propiedades nutricionales de los caquis.

Con la llegada del otoño aparecen los primeros caquis conocidos también como palos santos. Esta fruta a pesar de tener un origen oriental, tiene otras variantes que se recolectan en  América y el sur de Europa.

Su aspecto es similar a los tomates, debido a su forma y su color. Su interior es húmedo y viscoso y su sabor se hace más dulce cuando mayor es su madurez.

Por cada 100 gramos de caqui consumido, aporta a nuestro organismo 80 gramos de agua. El 93% de sus nutrientes son hidratos de carbono, en mayor medida fructosa y glucosa. Además, aporta 2,5 gramos de fibra por cada 100 gramos.

El caqui es una fruta que nos puede beneficiar en casos de estreñimiento y en casos de mucha defecación.

En el caso de estreñimiento, se recomienda consumir el fruto cuando esté bien maduro, por su contenido en pectina. En cambio, cuando tenemos defecaciones muy líquidas, se recomienda consumir el caqui más bien verde, por su contenido en taninos que es astringente.

Su contenido en grasas y proteínas es muy bajo, por lo que su aportación calórica  de 65 kcal/100 gramos se debe al contenido en hidratos de carbono.

Como propiedades del caqui, podemos indicar que es un gran antioxidante, debido a su contenido en vitamina C, carotenoides y vitamina E. Además, contiene licopeno, una flavonoide que disminuye el riesgo de sufrir  cáncer de próstata, en el caso de los hombres, y cáncer de mama, en el caso de las mujeres.

Y como minerales más característicos encontramos el potasio, que nos facilitará la eliminación de líquidos y el fósforo, que es vital para la correcta formación de huesos y dientes.

Leave a Response