Información sobre el calcio

Es un mineral presente en nuestro organismo, exactamente su mayor proporción se encuentra en los huesos y en los dientes.

El aporte en calcio influye según la etapa fisiológica que nos encontremos. Las personas con una mayor necesidad de calcio además de los niños, son las embarazas y las mujeres menopáusicas

Nuestros huesos están activos, vivos, esto quiere decir que día a día se descomponen y se reemplazan, por ello un aporte óptimo en calcio es esencial.

Por lo general, a los 30 años de edad es cuando existe una mayor masa ósea y es a partir de los 40 años que se pierde más de la que se forma.

Un déficit prolongado de calcio puede provocar alteraciones en los huesos, es decir, una perdida en la calidad del hueso que se mide en su densidad. Cuanto mayor sea el contenido de calcio en un hueso mayor será su densidad.

Cuando se analiza nuestra estructura ósea y se detecta una pequeña reducción de la masa ósea, se diagnostica como osteopenia. En cambio, cuando se observa una gran pérdida de densidad, se determina que esa persona presenta osteoporosis. Una enfermedad que padece mayormente las mujeres y que provoca una enorme fragilidad ósea, sobre todo en los huesos como el fémur, clavícula y en las caderas.

Además de la importancia del calcio tenemos la vitamina D, un elemento crucial que nos ayudará a absorber y a que sea efectivo el calcio obtenido a partir de nuestra alimentación.

Alimentos fuete de calcio:

Leche en polvo desnatada, quesos, sardinas enlatadas, sucedáneo del café, almendra, soja, cacao soluble, cuajada, chocolate con leche, higo seco, berro, sésamo, yogur desnatado, espinaca, garbanzo, berberecho, alubia blanca, huevo de gallina, pistacho, lubina, gamba, etc.

Información nutricional obtenida de la Base de Datos CESNID.

Leave a Response