Efectos secundarios de las dietas milagro.

La alimentación y nutrición es un pilar fundamental que afecta a nuestra salud. Por ello, debemos adquirir unos conocimientos adecuados y saber diferenciar entre dietas saludables y equilibradas elaboradas por profesionales sanitarios de las dietas milagro.

¿Cuántas veces has intentado perder peso? ¿Sigues intentando? Probablemente pertenezcas al grupo de personas que ha intentando cualquier tipo de dieta para llegar al fin deseado: adelgazar. Los resultados de estas dietas podrían durar poco, además de poner en peligro tu salud.

Las “dietas de moda y dietas milagro” son una serie de dietas que tienen como característica común: “métodos indemostrables de funcionar”, afirma la doctora zuliana y especialista en obesidad, Samar Yorde. “No son avaladas por la ciencia, y en su mayoría, tampoco lo son por el gremio médico”, expone.

“Este tipo de dietas son creadas por quienes buscan una forma rápida y fácil para lograr el objetivo: bajar de peso. Pero lo cierto es que, quien desea disfrutar de una vida sana y larga, no debe enfocarse en la facilidad o rapidez, sino en la salud”, dice, destacando que las salidas fáciles, nunca conllevan a buenos resultados.

La obesidad tiene riesgos muy importantes para la salud como es la diabetes, enfermedades cardiovasculares, hiperlipemias, “pero la obsesión por adelgazar puede llevar a sufrir otros problemas como desnutrición o carencias asociadas con una mayor prevalencia de ciertas enfermedades y con un aumento de la tasa de mortalidad”.

Características de algunas “dietas milagro”

Las dietas milagro están basadas en criterios erróneos, recalca Yorde. “Motivan a la gente a perder peso sin esfuerzo y pretenden mostrar resultados rápidos, prometiendo pérdidas de kilogramos que van más allá de lo recomendado. También es preocupante como algunas dietas responden a un patrón estético de delgadez extrema o enfermiza, creando una imagen errada de la belleza física”.

1. Dietas hipocalóricas desequilibradas:

Son dietas que promueven disminuir drásticamente la cantidad de calorías consumidas, lo cual provoca una disminución del metabolismo con un rápido efecto rebote, llevando a un aumento de masa grasa. Bajas muy rápido y subes aún más rápido.

Este tipo de dietas son regímenes monótonos y conllevan a una importante deficiencia de nutrientes, poniendo en riesgo tu salud.

2. Dietas disociativas: se basan en la teoría de que los alimentos no engordan por sí mismos, sino al consumirse según determinadas combinaciones. Así se podría comer de todo pero no durante la misma comida. Se realiza la división de grupos de alimentos por comidas, por ejemplo: en el desayuno consumir lácteos, en el almuerzo carnes y en la cena verduras.

3. Dietas excluyentes:

Se basan en eliminar de la dieta algún nutriente, lo cual es terrible. Los nutrientes suministran energía, ayuda al cuerpo a “quemar” otro nutriente para suministrar energía y colaboran en la construcción o reparación de los tejidos vitales de nuestro cuerpo. No tienen ninguna fundamentación y pueden ocasionar terribles daños a la salud. Existen muchos tipos de dietas excluyentes:

  • Ricas en carbohidratos, sin lípidos ni proteínas: su consumo continuo puede ocasionar carencias vitamínicas y proteicas. Además las grasas saludables son fundamentales para una buena salud, principalmente cardiovascular.
  • Ricas en proteínas y sin carbohidratos: se basan en el mayor poder saciante de las proteínas, creyendo que su exceso puede provocar disminución del apetito. Estas dietas pueden afectar al hígado y al riñón produciendo una sobrecarga.
  • Ricas en grasa: son dietas cetogénicas, muy peligrosas pues pueden provocar graves alteraciones metabólicas. Se suprime el consumo de carbohidratos, por lo cual el cuerpo debe utilizar las grasas como fuente de energía, pero en ese proceso se producen unos componentes tóxicos llamados cuerpos cetonicos. Por otra parte, este tipo de dietas son pobres en fibra y vitaminas, y recomiendan consumir megadosis de suplementos.

4. Dietas macrobióticas:

Se basan en que los alimentos tienen los componentes de las fuerzas que hay en el mundo: el Yin o fuerza suave, femenina y alcalina y el Yan o resistencia, masculina y acida. Y se deben equilibrar ambas fuerzas en una proporción adecuada. Son dietas graduales en siete etapas que van desde una dieta normal hasta una dieta absolutamente deficitaria basada al 100% en cereales. Limitan el consumo de agua pero permitiendo el alcohol. Este tipo de dietas pretenden que la alimentación logre un equilibrio saludable que alargue la vida, pero producen carencias nutricionales severas.

5. Dietas pintorescas:

Son todas las dietas sin ningún fundamento científico. Hay de todo tipo, desde las que promueven el consumo de chorizo y tocineta, asegurando que al comer grandes cantidades de estos alimentos, por un mecanismo se impide la ingesta de otros productos. Siguiendo por la dieta de la leche y plátano, basada en el supuesto efecto de esta asociación, que produciría hiperfuncion tiroidea y aumento de la termogénesis, con pérdida de peso (lo que es falso), hasta las dietas que promueven reemplazar comidas por bebidas o agua. Todo irreal y sin fundamentación.

Enlace de la notícia:

http://panorama.com.ve/portal/app/push/noticia87291.php

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.