La educación terapéutica en alimentación y la actividad física mejoran el tratamiento de la diabetes tipo II.

Alimentarse de forma saludable y practicar ejercicio físico diariamente “son dos de los pilares fundamentales para el tratamiento de la diabetes tipo II”.

La educación terapéutica en alimentación y la actividad física mejoran el tratamiento de la diabetes tipo II, tal y como han asegura los expertos nacionales que han participado en el ‘II Taller de Educación Terapéutica en Alimentación y Actividad Física’.

   Este acto, que ha sido organizado por la Sociedad Española de Diabetes (SED) en colaboración con Novartis, tiene como objetivo formar en estas materias a educadores especialistas en diabetes “para mejorar el estilo de vida de los pacientes”. A ellos se les ha recordado que alimentarse de forma saludable y practicar ejercicio físico diariamente “son dos de los pilares fundamentales para el tratamiento de la diabetes tipo II”.

   En concreto, la presidenta de la SED, la doctora Sonia Gaztambide, indica que la educación terapéutica “es determinante a la hora de conseguir un cambio en el estilo de vida del paciente”. Este es un factor “clave” para reducir la prevalencia de la diabetes tipo II, sentencia.

   Ésta aumenta con la edad y se estima que, a nivel mundial, va a ser especialmente significativa en la población mayor de 65 años en las dos próximas décadas. En España, la prevalencia de la diabetes en mayores de 75 años “es del 30,7 por ciento en varones y del 33,4 por ciento en mujeres”, manifiestan.

Es necesaria la implicación del diabético.

   Gaztambide recuerda que el tratamiento de la diabetes “no consiste únicamente en la toma de fármacos orales e insulina”. En la misma línea se muestra la enfermera, educadora y miembro de la SED, Margarida Jansá, que sostiene que para conseguir un cambio en el estilo de vida del paciente “es necesario la implicación de éste en la gestión de su tratamiento”.

   Para ello, sugiere que se deben utilizar estrategias educativas y motivacionales, lo que facilita a las personas con diabetes y a su familia “los conocimientos teóricos, las habilidades prácticas y las actitudes necesarias”. Además, es importante “individualizar y pactar un plan de alimentación y actividad física con el paciente, adaptado a sus necesidades nutritivas, metabólicas, culturales y de preferencias”, subraya.

   Estos cambios deben mantenerse en el tiempo, algo que se puede comprobar “a través del peso, el perfil glucémico y el grado de control del paciente, realizando entrevistas dirigidas y cuestionarios validados, y también usando podómetros y acelerómetros para la actividad física”, indica Jansá.

   Por su parte, los cuidadores también tienen ante sí diferentes desafíos, como “la falta de percepción de enfermedad crónica, la edad avanzada de la mayoría de los pacientes, las comorbilidades relacionadas o no con la diabetes y la complejidad del tratamiento farmacológico y no farmacológico”, señala. Estos aspectos “dificultan el tratamiento y la educación terapéutica de los pacientes con diabetes tipo II”, concluye.

Enlace de la notícia:

http://www.europapress.es/salud/salud-bienestar-00667/noticia-educacion-terapeutica-alimentacion-actividad-fisica-mejoran-tratamiento-diabetes-tipo-ii-20130204121501.html

 

1 Comment

Leave a Response