Engaños de la operación bikini

Con el buen tiempo que está haciendo y que la Semana santa con sus torrijas y sus monas ha hecho mucho daño… son muchos los que se están animando estos días para iniciar una reducción de peso.

Pero no podemos olvidarnos que no podemos bajar de cualquier manera. Actitudes tan habituales como;  saltarnos comidas, sustituir comidas por barritas, hacer una dieta hiperproteica o seguir una dieta de 1200 Kcal no nos ayuda y lo que es peor, perjudica nuestra salud. 

Pero como hay mucho intrusismo en el sector, vamos a recordar algunos puntos que indicó hace unos años Julio Basulto en Consumer Ersoki, sobre los “Como detectar a los falsos gurus de la alimentación”. 

Por eso hay que recordar varios puntos para no dejarnos timar:

1- Hay que dudar de todas aquellas que venden suplementos dietéticos, o bien perciben una contraprestación económica en función del volumen de venta. No pagas sus conocimientos, pagas el producto.

2- Sustentan sus tesis en teorías categóricas que suelen hacer alusión a la insulina, al índice glucémico, a la inflamación, a la oxidación y al metabolismo .

3- Recomiendan una perdida de peso desorbitado y rápido en muy pocos días o semanas. 

4- Por aquellos que dicen sus teorías son aplicables a toda clase de pacientes, sin tener en cuenta patologías, intolerancias, etc. 

5- Se basan en desintoxicar, depurar, a través de suplementos, infusiones, pastillas, etc.

Así pues, antes de iniciar una reducción de peso asesórate bien y ten en  cuenta estas practicas características. 

Cristina Sánchez Reyes

Dietista – Reus (Tarragona)

 

Leave a Response