UE acuerda nuevas reglas para etiquetas de alimentos.

Conocer la procedencia de la carne y poder encontrar el etiquetado nutricional en todos los alimentos son las nuevas normas a seguir para luchar con la obesidad europea.

Negociadores de la Unión Europea alcanzaron el miércoles un acuerdo sobre nuevas normas de etiquetado de alimentos, ofreciendo más información a los consumidores para combatir los crecientes niveles de obesidad en Europa.

Según el acuerdo, todos los alimentos deberán llevar etiquetas que muestren sus contenido de energía, sal, azúcar, proteínas, carbohidratos, grasas y el grasa saturada, dijeron funcionarios de la UE con conocimiento del caso.

Las etiquetas con la información nutricional no tendrán que ir en el frente del envase, pero las compañías podrán repetir parte de la información en la parte frontal.

Todas las bebidas alcohólicas estarán exentas del etiquetado nutricional, incluyendo las bebidas alcohólicas con sabores, que algunos gobiernos de la UE querían que fueran etiquetadas, dijo un funcionario europeo.

“La cantidad diaria recomendada” de sal, grasa, azúcar y energía será voluntaria en lugar de obligatoria, como querían algunos legisladores de la UE.

El acuerdo fue alcanzado en la madrugada del miércoles tras conversaciones entre funcionarios de la presidencia húngara de la UE, el Parlamento Europeo y de la Comisión.

Para transformarse en ley debe ser aprobada formalmente por los gobiernos y por el pleno del Parlamento.

Las nuevas normas exigirán que en un plazo de dos años las etiquetas indiquen el país de origen para la carne de cerdo, pollo, cordero y cabra.

Las etiquetas obligatorias de origen para la ternera fueron introducidas en el 2000 poco después de la crisis de las vacas locas.

Leave a Response