Propiedades del melón

El melón es una de las frutas reinas de la temporada de verano, al ser tan refrescante y su sabor dulce apetece tanto de postre como para merendar cualquier tarde calurosa.

La mejor época para consumir melón en su máximo esplendor son los meses correspondientes entre julio y septiembre. A pesar que gracias a la importación y a los invernaderos, podemos encontrar melón en otras épocas del año.

El melón aporta muy pocas calorías, tan solo 26 Kcal por cada 100 gramos, por lo que una tajada de melón podría ser perfectamente de 400 gramos, que tan solo nos aportaría 100 Kcal, lo mismo que 15 aceitunas.

Su bajo contenido en calorías se debe a la elevada cantidad de agua, 88 gramos de agua/100 g de  esta fruta herbácea.

A parte de su bajo aporte calórico, también contiene muy pocos azúcares, tan solo un 20%.

En cuanto a minerales, contiene la mitad de potasio que el plátano, así que una tajada de melón después de un ejercicio, sería ideal. Además de potasio, es rico en fósforo, magnesio y calcio, aunque este último cuesta más absorber que el procedente de los lácteos.

En cuanto a vitaminas, el color rojizo de la pulpa nos indica que contiene beta-caroteno, un importantísimo antioxidante, al igual que la vitamina C, que es otro antioxidante y que a su vez, también se encuentra en elevada concentración en el melón.

Algunas maneras de consumir esta nutritiva fruta sería sola, con jamón serrano para hacer una cena sana y refrescante, o bien, preparando un gazpacho de melón.

Bon apetit!

Información nutricional obtenida de las Tablas de CESNID

2 Comments

  1. Ufff, la crema de melón fresquita como primer plato me encanta. 1 tajada por persona, 1 yogur sin edulcorar desnatado por tajada, sal y pimienta al gusto, unas hojas de menta y todo triturado. Se puede servir con un poco de jamón serrano secado al micro y una hoja picada de menta.

Leave a Response