Propiedades de la sandía

¿A quien no le apetece una buena tajada de sandía? Esta refrescante fruta la podemos encontrar durante varios meses al año, pero su temporada tradicional,  corresponden a los meses entre junio y septiembre. 

Con un 92% de agua es una fruta espléndida para consumir en días de calor, para poder hidratarnos a la vez que nos refrescamos con un alimento saludable.  Recomendado sobre todo, para niños y personas mayores que les cuesta beber suficiente cantidad de agua al día. 

Una ración de 300 gramos de sandía (parte comestible) aporta unas 90 kcal. El 84% de sus macronutrientes corresponde a hidratos de carbono, aportando tan solo 0.24 gramos de fibra por cada 100 gramos, por lo que no se le puede considerar una fruta rica en fibra. Pero si que se le considera una fruta diurética, así que se recomienda su consumo en pacientes con hipertensión, cálculos renales o ácido úrico para poder eliminar líquidos y sustancias tóxicas a través de la orina. 

Además de su contenido en agua, su color característico es debido a la presencia de carotenoides. En especial el licopeno, un antioxidante que según numerosos estudios, lo relacionan con un menor  el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer en general, y de páncreas, pulmón, colon y de próstata, en particular.

Cristina Sánchez Reyes

Dietista – Nutricionista 

 

 

Leave a Response