Operación bikini de nuevo

Esta situación se repite cada año  cuando la primavera y empieza a hacer mejor tiempo.

El problema surge cuando se saca la ropa del año pasado y resulta que la  camiseta va un poco más justa, o bien, los pantalones de primavera ya no se cierra y  zasss! Es cuando empieza el enfado, frustación, prisas y se empeoran los malos hábitos alimenticios.

Si…se empeora. Porque la mayoría de la población sufre una toxiinformación. Tenemos acceso a tanta información y hay tantas dietas que cuando quieren empezar a controlar la alimentación,  no saben muy bien que hacer y como hacerlo. Lo que conlleva a hacer una incorrecta alimentación durante unos días, sin provocar perdidas de peso.

Y  por lo tanto, aumenta aun más la frustación… hasta tal punto que muchos de ellos, pensarán que la única solución es comprar un producto para ayudarles a bajar de peso (los cuales no tienen ningún aval científico). En lugar de intentar de solucionar el verdadero problema, la alimentación incorrecta. 

Así que la mejor opción es acudir a un dietista – nutricionista cualificado para que nos ayude a romper con los malos hábitos y nos ayude a reeducarnos. 

Porque al final estamos hablando de un aspecto muy importante, nuestra salud. Y el comer adecuadamente no se debe centrar exclusivamente cuando queremos bajar de peso. El comer saludablemente debe formar parte de nuestro estilo de vida, para que realmente podamos tener una mejor salud. 

Cristina Sánchez Reyes 

Leave a Response