Motivación para seguir con la dieta.

 Para seguir con el mismo esfuerzo y dedicación que el primer dia, debemos estar motivados para seguir con nuestra pauta alimentaria.

El factor que va a ser crucial para seguir o dejar una dieta es la motivación.  Cuando una persona decide iniciar una dieta, pero la hace por hacer o mejor dicho, por “obligación”,  esa dieta, por muy buena que sea, acabará en fracaso.

La motivación debe estar presente día tras día, como si del primero se tratara. Ella nos ayudará a pasar los momentos de mayor debilidad como puede ser abrir el armario para ver que podemos comer,  o simplemente, comer algo cuando no tenemos apetito.

Para mantener la motivación es importante recordar el porqué se está haciendo esa dieta, si es por motivos de salud, o bien, si es por motivos estéticos. Y  sobre todo, debemos recordar en todo momento que nos va a aportar esta dieta una vez finalizada.

Puede ser que nos ayude a recuperar una talla perdida o bien, que nos reduzca el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes, hipertensión u otras enfermedades cardiovasculares, las cuales son la primera causa de muerte en España.  Pero está claro, que si empezamos a hacer una dieta, es porque queremos mejorar.

Cuando estás en la consulta y notas a tu paciente un poco bajo de moral o con dudas sobre si lo hace bien o no, debes proponerte animarlo e intentar que esa persona salga de tu consulta al 100%. 

Él debe notar que todo el esfuerzo que ha hecho durante ese tiempo, no ha sido en balde y es más, debe seguir con el tratamiento  porque su salud, tanto física como mental, lo necesitan.

 

 

 

 

4 Comments

Leave a Response