Legumbres también en verano

Las legumbres forman parte de la Dieta Medieterránea, además aportan una gran cantidad de proteínas de origen vegetal y una escasa cantidad de grasas.

Es muy común dar esquinazo a las legumbres durante el verano, ya que se asocian siempre a platos muy energéticos y calóricos asociados a los meses de frío, y nada apetecibles cuando llega el calor. En la época estival, el calor hace que mucha gente pierda apetito, llegue a casa desganada y que los platos tan consistentes queden relegados a un segundo plano, recuperándose bien entrado el otoño.

Sin embargo, el valor nutritivo que tienen las legumbres es demasiado interesante para pasar tres meses o más sin probarlas. Por eso, en DE CALIDAD hemos seleccionado varias formas de comer legumbres de manera fresca y ligera.

Además, las recetas veraniegas con legumbres suelen ser sencillas y pueden ser tan variadas como la imaginación del cocinero. Y es que, las legumbres pueden formar parte de un aperitivo, de un entrante o de un segundo plato. Nos permite hacer sopas frías, patés, tortillas, ensaladas, salsas para mojar e incluso hamburguesas.Muchas de estas recetas son adoptadas de la cocina de otras culturas.

Característica

Las legumbres son uno de los alimentos que forman parte de nuestra dieta mediterránea y aportan grandes beneficios para la salud. Son ricas en vitaminas del grupo B, calcio e hierro.

Tienen poco contenido en grasa y la que poseen es insaturada (grasa saludable). Su proporción de proteínas es igual que la carne, pero la calidad de estas proteínas es menor. Sin embargo, esto puede subsanarse fácilmente, mezclando las legumbres con los cereales, de modo que aumente su valor proteíco. Una excepción la constituye la soja, que tiene proteínas de alta calidad y ácidos grasos insaturados.

Poseen gran cantidad de fibra, que previene el estreñimiento y protege frente al cáncer de colon. Las legumbres aportan, además, un 60 por ciento de hidratos de carbono de absorción lenta, por lo que son un alimento saciante. Un plato de legumbres aporta una media de 300 calorías.

Muchas opciones

Lentejas, garbanzos o alubias blancas, rojas o negras, son algunas de las legumbres que resultan muy ricas en ensalada. Tan sólo hace falta querer probar sabores y texturas distintas a las que se está acostumbrado y dejarse sorprender, por ejemplo, por la combinación de legumbres con germinados que se sirve en ensalada, o la ensalada de lentejas y nueces; lentejas, manzana, apio y lechuga, garbanzos con tomate, o la ensaladilla en la que se sustituyen los guisantes por cualquier otra legumbre.

También se pueden consumir platos fríos de legumbres, que por los ingredientes que llevan sirven como plato único, completo y nutritivo. Es el caso de la ensalada de lentejas con pimiento verde, zanahoria, cebolleta, pimiento del piquillo y huevo duro; la ensalada de alubias con bacalao o la ensalada de garbanzos con salsa pico de gallo que lleva huevo, atún y maíz cocido.

También es una delicia tomar las legumbres en puré, como el de judías blancas, que se puede convertir en sopa fácilmente añadiéndole algún caldo fresco. Con las lentejas rojas se puede hacer una sopa fría exquisita.

En tortilla, salteadas, en cremas frías, en forma de paté o en croquetas son otros ejemlos de platos originales, frescos, nutritivos y deliciosos que sirven para comer legumbres durante el verano. Asimismo, son numerosas las variedades de estos alimentos, así como sus formas de presentación (secas, frescas, germinadas, en harinas, tostadas,…), que existen para un buen plato veraniego.

Por ejemplo, el humus. Se trata de un plato típico de la gastronomía de Oriente Medio, que también es conocido como el paté de garbanzos. Es una pasta fácil de elaborar que se consigue al mezclar y batir garbanzos cocidos, pasta de sésamo, ajo, pimienta, zumo de limón, aceite de oliva y sal.

Enlace de la notícia:

http://www.diariodigitalagrario.net/versiones/rc2/articulo2.asp?id=50766

1 Comment

  1. La verdad es que las legumbres son necesarias en toda la época del año, si son cocinadas con verdura mejor, pero es importante tenerlas presentes en la dieta para una vida saludable.

Leave a Response