Hay que volver a la comida mediterránea

La dieta mediterránea es «muy eficaz» en el control de la diabetes y, además, no engorda, afirma Ramón Estruch, coordinador del estudio sobre Prevención con Dieta Mediterránea

Volver a la dieta mediterránea es la mejor solución para que nuestra salud no se resienta y, especialmente, para que los más pequeños no empiecen a padecer antes de tiempo problemas de adultos que ponen en peligro su calidad de vida.

Expertos en nutrición han advertido esta semana sobre el «importantísimo problema» que supone en la actualidad la obesidad infantil y han alertado de que se observa en niños de edades comprendidas entre los ocho y los diez años «síndromes metabólicos» -como hígado graso o diabetes- que hasta ahora eran propios de adultos mayores de cincuenta.

El presidente del Instituto Danone, Manuel Serrano Ríos; el catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Lluís Serra-Majem; el coordinador del estudio sobre Prevención con Dieta Mediterránea (Predimed), Ramón Estruch, y el profesor emérito de la Universidad Autónoma de Barcelona, Mario Foz, han participado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo dentro de la Escuela de Nutrición ‘Francisco Grande Covián’. ‘Avances en nutrición y vida saludable: impacto de la dieta mediterránea’.

Serra-Majem asoció la obesidad con la adherencia a la dieta mediterránea y apuntó que en adultos tiene un seguimiento del 45%, mientras que en niños y adolescentes no llega al 23%.

Foz agregó que al tratarse de un problema cultural, antropológico y social «será difícil volver atrás». «Si regresáramos al estilo de vida de hace 40 años estaríamos en el buen camino». Por su parte, Estruch afirmó que uno de los principales problemas a los que debe enfrentarse un científico es que «aparecen tantas recomendaciones que se confunde a la población» y, en ese contexto, apuntó que la única manera de obviarlo es elaborar estudios con un amplio número de participación.

«Sabemos que la dieta mediterránea va muy bien porque nos lo han contado nuestros padres y nuestros abuelos», opinó .

Estruch recordó que en 2003 se inició el estudio Presdimed, que concluirá en 2011 y que incluye 7.500 participantes de nueve comunidades autónomas, a los que han realizado un seguimiento anual para poder observar su evolución. A pesar de que los datos oficiales se publicarán en 2012, adelantó que se ha comprobado que la dieta mediterránea es «muy eficaz» en el control de la diabetes y, además, «no engorda».

En la inauguración del encuentro, Ana Troncoso, directora de Aesan, destacó la importancia de iniciativas de de difusión de los conocimientos científicos en nutrición de este tipo, dada la dificultad especial que existe en el campo de la alimentación y la nutrición para obtener evidencias científicas contrastadas.

El profesor Manuel Serrano Ríos, miembro de la Real Academia Nacional de Medicina y presidente del Instituto Danone, destacó cómo la nutrición es uno de los motores de la historia de la humanidad, que hoy se encuentra con dos problemas antagónicos, unas sociedades enferman por exceso de alimento, mientras otras agonizan por inanición.

Javier Robles, presidente de Danone, explicó por qué la empresa apoya una iniciativa ligada a la investigación y difusión del conocimiento en nutrición, afirmando que es objetivo ayudar a prevenir las enfermedades que se han convertido en las grandes pandemias de los países desarrollados, como son la obesidad, la diabetes, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares.

La Escuela de Nutrición ‘Francisco Grande Covián’ sirve cada año para reflexionar sobre los grandes retos de alimentación y recomendar la dieta mediterránea es una constante.

Enlace de la notícia:

http://www.eldiariomontanes.es/v/20110801/cultura/uimp/volver-comida-mediterranea-20110801.html

Leave a Response