En la dieta, más potasio y menos sodio.

Potasio y sodio. Nos falta del primero; nos sobra del segundo. Los adultos deben consumir menos de 2.000 miligramos de sodio, o lo que es lo mismo 5 gramos de sal, y aumentar el consumo de potasio a, al menos, 3.510 miligramo por día.

La mayoría consume demasiado sodio, pero de potasio no lo suficienteAsí lo indican las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que alerta de que niveles elevados de sodio y bajos de potasio aumentan el riesgo de presión arterial elevada y, en consecuencia, de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular.


En la actualidad, “la mayoría de las personas consumen demasiado sodio, pero de potasio no lo suficiente”, destaca la organización internacional que por primera vez establece unas directrices sobre su consumo; con el mismo objetivo, ha anunciado su intención de actualizar también las de la ingesta de grasas y azúcares.

“La presión arterial elevada es un riesgo importante para la enfermedad cardiaca y los accidentes cerebrovasculares, la principal causa de muerte y discapacidad a nivel mundial”, ha explicado el doctor Francesco Branca, director de la OMS, del Departamento de Nutrición para la Salud y el Desarrollo.

El sodio se encuentra naturalmente en una variedad de alimentos:

  • Leche y la nata (50 mg de sodio por 100 g)
  • Huevos (aproximadamente 80 mg/100 g)
  • Pan (250 mg/100 g)
  • Carnes procesadas como el tocino (1.500 mg/100 g)
  • Galletas, bollos de queso y palomitas de maíz (1.500 mg/100 g)
  • Salsa de soja (aproximadamente 7.000 mg/100 g)
  • Caldo o cubitos de caldo (20.000 mg/100 g)

Alimentos ricos en potasio incluyen:

  • Alubias y guisantes (1.300 mg de potasio por cada 100 g)
  • Frutos secos (600 mg/100 g)
  • Espinaca, col o perejil (550 mg/100 g)
  • Plátanos o papayas (300 mg/100 g)

Las directrices, que forman parte de la estrategia de la OMS para reducir la obesidad y las enfermedades no transmisibles, también hacen hincapié en el consumo de los niños mayores de 2 años, ya que “los niños con presión arterial elevada a menudo se convierten en adultos con presión arterial elevada”, añade.

Miembros de la OMS han destacado que estas directrices son una herramienta importante para los expertos en salud pública y los responsables políticos a medida que trabajan en sus situaciones específicas de cada país para hacer frente a las enfermedades no transmisibles, como las enfermedades del corazón, derrame cerebral, diabetes, cáncer y enfermedades respiratorias crónicas.

Enlace de la notícia:

http://www.20minutos.es/noticia/1720509/0/por-salud/mas-potasio/menos-sodio/

Leave a Response