El 10% de los niños se saltan el desayuno.

Pueden sufrir episodios de hipoglucemia o bajada del nivel de azúcar en sangre, obtienen peores resultados en las clases de cálculo e, incluso, pueden llegar a dormirse”.

El desayuno es la comida más importante del día. El organismo necesita “recargar” pilas para enfrentarse a la jornada que comienza. Y sin embargo en España aún nos cuesta “aprender” a desayunar. Hasta el punto de que el 10% de niños entre 6 y 12 años no desayunan a diario.

Se consumen más productos con grasas procedentes de manipulación industrial Según expertos, las razones por las que ese 10% de niños se saltan el desayuno son la falta de apetito o la falta de tiempo. Empezar el día sin desayunar provoca en ellos un estado de cansancio, mal humor o falta de concentración.

Estos datos han sido dados a conocer en un encuentro celebrado por Eroski entre expertos en dietética, nutrición, sector alimentario y deporte. Los expertos en nutrición recomiendan hacer cinco comidas al día –desayuno, tentempié, comida, merienda y la cena– y consumir grasas, ya que son necesarias en una alimentación equilibrada, al igual que las proteínas e hidratos de carbono.

Sin embargo, advierten de que cada vez se consumen más productos con grasas procedentes de manipulación industrial y es más común saltarse alguna comida, en especial el desayuno, cuando es la comida más importante del día, ya que tras un ayuno de al menos diez horas, el organismo tiene un déficit de glucosa.

Las ventajas de un buen desayuno son muchas:

  • Recuperar la energía perdida por los niños después de dormir 10 ó 12 horas, sin ingerir ningún alimento.
  • Contribuir al equilibrio alimentario y a una asimilación más regular y más eficaz de los nutrientes.
  • Evitar el golpe de cansancio a media mañana, asegurar una buena forma y mejorar la atención y la eficacia en clase.
  • Controlar el peso, gracias a una alimentación más equilibrada y regular.

Un buen desayuno contiene tres elementos básicos:

  • La leche y los derivados lácteos aportan calcio.
  • La fruta y los zumos son una fuente de fibra y vitaminas.
  • Los cereales contienen hidratos de carbono y proteínas.

Y, ¿qué pasa si un niño no desayuna correctamente?

La respuesta la da el profesor Carlos Marina, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Europea de Madrid: “El niño que no desayuna o hace un desayuno pobre se arriesga a perder capacidad de atención en las primeras horas de clase, puede sufrir episodios de hipoglucemia o bajada del nivel de azúcar en sangre, obtiene peores resultados en las clases de cálculo e, incluso, puede llegar a dormirse”.

Enlace de la notícia:

http://www.20minutos.es/noticia/1843670/0/ninos-saltan/desayuno/apetito-tiempo/

2 Comments

Leave a Response