Diferencia entre probiótico y prebiótico

En un plazo de 10 años hemos introducido nuevas palabras relacionadas con la alimentación, nutrición o cuidado personal. Parece que ahora quien no sepa que es un BCA, el tempeh o el hummus, está fuera de  “onda”. 

Seleccionando alguno de estos “nuevos” términos,  vamos a hablar sobre el probiótico y prebiótico. Podriamos decir, que la característica que tienen en común estos dos productos, es que  la ingesta de ambos,  sirve para mejorar la nuestra flora intestinal. 

Cuando hablamos de  probióticos, hacemos referencia a  los microorganismos vivos, que ingeridos en unas cantidades óptimas, producen un efecto positivo sobre la salud.

Un ejemplo de probiótico seria el yogur. Un alimento fermentado, con diferentes concentraciones y especies de bacterias,  que pueden mejorar el sistema inmunitario o incluso, mejorar los síntomas durante una gastroenteritis. 

Y cuando nos referimos a los prebióticos, debemos tener en cuenta que no es un microorganismo vivo, sino que es un ingrediente que nuestro sistema digestivo no puede asimilar y absorber. Y que su función es  ayudar a repoblar o mejorar la actividad de las bacterias intestinales que viven en el colon.

Un ejemplo de prebiótico seria la fibra alimentaria, que podemos encontrar en productos siempre integrales (pasta integral, arroz integral, o incluso en los vegetales frescos). 

 

 

 

 

Leave a Response