Desarrollo microbiota intestinal

Nuestra microbiota intestinal podríamos catalogarla como un órgano más, ya que tiene funciones fisiológicas que harán mejorar o emporar nuestra salud.

Diferencia entre microbiota y flora intesinal

Se le atribuye el nombre de flora intestinal a todas las especies microbianas que colonizan el intestino y que son capaces de multiplicarse; en cambio, la flora intestinal está compuesta por aquellas especies que atraviesan el tubo intestinal sin colonizarlo. En resumidas cuentas podríamos decir que la microbiota serán las especies que quedarán en nuestra luz intestinal, en cambio la flora tan solo estará de paso.

¿Qué cantidad de microbiota tienen las personas?

Se cree que en el intestino habitan una gran numero de microorganismos y una gran variedad. Para hacernos a la idea, entre 1 y 2 kg de nuestro peso, corresponde al peso de nuestra microbiota intestinal.

¿Cómo se inicia el desarrollo de la microbiota?

El tubo digestivo de un recién nacido es estéril. En sus intestinos empezarán a ser colonizados por las bacterias fecales y vaginales que posee la madre y que durante el momento del parto el bebé será contaminado. Además de estos microorganismos, los que encontrará en el tejido, o en el pecho de la madre al ser apoyado le servirá como fuente de colonización.

La flora microbiana del neonato seguirá en crecimiento. En función a su alimentación, ambiente, tipo de vida tendrá una carga microbiana más elevada o más débil, pero todos estos microrganismos le ayudarán a diferentes funciones, las cuales le acompañarán durante el resto de su vida, a no ser que tenga alguna alteración en su estado de salud.

Las funciones de la microbiota intestinal son varias, pero todas ellas sumamente importantes. Funciones de la microbiota:

Defensiva:  posee el papel de barrera, compite para colonizar el intestino con otras bacterias patógenas y produce sustancias bacteriocidas, para evitar el crecimiento de bacterias patógenas.

Trófica:  incrementa la reabsorción de agua y acelera el tránsito intestinal.

Nutritiva: favorece la absorción de minerales, la fermentación de la bacterias producen ácidos grasos de cadena corta aportando energía al organismo y produce metabolitos como vitaminas.

Modula en sistema inmune: provocando un incremento de células inmunocompetentes y provocando un crecimiento de celulas inmunoglobulinas.

Cristina Sánchez Reyes, Dietista – Reus

 

 

 

Leave a Response