¿Es malo mezclar hidratos de carbono con proteínas?

NO.  El hecho de mezclar dos alimentos diferentes, el uno que sea rico en hidratos de carbono y el otro en proteínas,  no ocasiona  un aumento pronunciado del peso corporal y aún menos un problema patológico.

Es más,  los alimentos no están compuestos únicamente de un nutriente exclusivo. A parte de contener una cierta cantidad de agua, suelen contener hidratos de carbono, proteínas y lípidos, pero en diferentes porciones.

Por ejemplo, unos macarrones hervidos que todo el mundo sabe que son una rica  fuente alimentaria de hidratos de carbono, contienen 22,20 gr de hidratos de carbono, 1,20gr de lípidos y 4 gr de proteínas.


Otro ejemplo de alimento que aporta hidratos de carbono y proteínas y además en porciones similares, son las legumbres.  Esta vez nos vamos a centrar en las lentejas.
Si analizamos el contenido nutricional de 100 gr de lentejas hervidas, podemos observar que contienen 12,48 gr de hidratos de carbono y 8,20 gr de proteínas.

A parte de tener en cuenta los gramos de cada nutriente, es importante decir que nuestro aparato digestivo está capacitado y diseñado,  para poder absorber todo tipo de moléculas presentes en los alimentos, de forma individualizada o en presencia de otros nutrientes.

Para poder llegar a ser conscientes de los gran “mitos alimentarios” que corren por todos los medios de comunicación nos basta con analizar este mismo mito.

Se dice que mezclar hidratos de carbono y proteínas engorada mucho y puede ser malo para la salud. Pues bien, si ponemos de ejemplo un recién nacido y analizamos su único alimento, la leche (ya sea materna o no)  es rica en proteínas, pero también en hidratos de carbono.

Por lo que podriamos pensar, que si a ese ser humano tan sensible,  necesita y tolera bien un alimento con estos dos nutrientes, ¿por que nos va a provocar un efecto secundario a una persona con un aparato digestivo totalmente formado?

1 Comment

  1. Hola. Ésta es una de las polémicas clásicas entre nutricionistas, pues los hay que afirman todo lo contrario. Yo comento y pregunto: quizá no se trate de la presencia de hidratos y proteínas en un mismo alimento como la pasta o legumbre, sino de una cuestión de proporción, pues hay alimentos en que la proporción de hidratos es mucho mayor, y quizá esos se podrían considerar alimentos típicamente ricos en hidratos.

Leave a Response