Contaminación cruzada.

Una alimentación saludable, debe ir acompañada de una correcta higiene, así que vamos a aporvechar para hacer unas recomendaciones para evitar contaminar nosotros mismos los alimentos.

Si intentamos definir el término de contaminación cruzada, podríamos decir que es el proceso en que los microbios patógenos que presenta un alimento contaminado,  se traspasan a un segundo alimento, inocuo, ocasionando que este deje de ser estéril y sea un producto comestible contaminado.

Existen dos maneras diferentes de provocar una contaminación cruzada (C.C.);

1-      C.C. Directa: los dos alimentos (el contaminado y el inocuo) entran en contacto directo entre  ellos,  provocando el intercambio de sustancias contaminantes.

2-      C.C. Indirecta: el proceso se realiza mediante un objeto o superficie que tiene función de enlace entre los dos alimentos.

En este caso, la contaminación se produce cuando el objeto o superficie después de haber sido utilizado por el alimento contaminado, no ha sido desinfectado correctamente y provocando el intercambio de partículas contaminantes al alimento estéril.

Para describir estas dos situaciones, se han hablando de alimento contaminado y alimento innocuo, pero está contaminación también se puede realizar entre un objeto/superficie contaminado y un alimento, de nuevo innocuo.

Para aclarar la C.C. Indireceta, vamos a poner un ejemplo:

Imaginate que estás en la cocina troceando unos trozos de pollo que quieres hacer más pequeños con un afilado cuchillo.  Una vez que has acabado, dejas el cuchillo sobre el mármol de la cocina.

Al cabo de unos minutos, decides comerte una manzana porque ya es un poco tarde y tienes hambre.  Sin pensarlo, coges de nuevo aquel cuchillo que no habías limpiado y que además, habías troceado un alimento crudo y te pones a pelar tú manzana.

¿El problema? Has contaminado la manzana que vas a ingerir mediante una contaminación cruzada indirecta.

A pesar de que parece una contaminación difícil de llevar a cabo, es un proceso que sucede a diario y con mucha facilidad en el ámbito domestico.   Donde  los conocimientos sobre manipulación alimentaria son bajos.

Pero afortunadamente, con una serie de medidas simples se puede evitar esta situación, algunas de ellas son:

  • Limpiarse las manos antes y después de manipular alimentos crudos.
  • No reutilizar ningún utensilio de cocina sin que antes este seguro de que se ha desinfectado mediante un lavado.
  • Separe siempre los alimentos crudos de los preparados.
  • Asegúrese de que en las zonas inferiores del frigorífico sitúa los alimentos en crudo, para evitar posibles goteos a alimentos preparados.
  •  Las superficies de trabajo deberán ser limpiadas con agua caliente y detergente.
  • Evitar la entrada de animales domésticos en las cocinas.

Leave a Response