Cintura saludable

Sabías que… la  circunferencia de la cintura es un parámetro que nos puede indicar fácilmente,  tu distribución de grasa corporal y si estás en situación de riesgo cardiovascular.

Para medir la  circunferencia de la cintura tan solo debes usar una cinta métrica y medir el valor que tienes a la altura del ombligo. Si este valor es superior a 88 cm en el caso de las mujeres, cuidado tienes un exceso! Y en el caso de los hombres, los valores pueden llegar hasta un valor de 102cm.

Pero… ¿cómo puedo saber mi distribución de grasa corporal? Pues bien, para ello necesitamos medir nuestra cadera. Para tener un punto de referencia, mediremos a la altura, donde el gluteo es más  puntiagudo.

Una vez tenemos los dos resultados, debemos dividir la circunferencia de la cintura por la circunferencia de la cadera.

Si el valor es superior a 0,9 en mujeres y superior a 1 en hombres,  diremos que existe una distribución androide.

Y si los valores son inferiores a 0,9 en mujeres e inferiores a 1, en el caso del sexo masculino, la distribución se clasificará como ginoide.

Androide y Ginoide.

Aunque sus nombres puedan parecer de una serie de robótica. Son los términos para diferencias las diferentes distribuciones de grasa.

La distribución androide, conocida vulgarmente como forma de manzana. Es aquella donde la reserva de grasa de localiza en la zona del tronco, mayoritariamente en la zona abdominal. Provocando así, una situación de mayor riesgo cardiovascular debido a mayores probabilidades de padecer hipertensión arterial, diabetes mellitus, enfermedades isquémicas o simplemente, mayor mortalidad.

En cambio, la distribución ginoide, también conocida como forma de pera, la grasa se almacena en la parte inferior del tronco, normalmente en caderas y piernas. Este almacenaje de grasa se considera más benigna, ya que no implica acumular grasa en la zona donde se encuentran nuestros órganos.

Cristina Sánchez Reyes

Dietista – Nutricionista

Leave a Response