Beneficios del omega-3.

Grasa, una palabra temida para muchas personas que quieren y desean controlar su peso y sus niveles de colesterol, triglicéridos, entre otros parámetros.

Para muchos, un alimento con grasas sigue siendo sinónimo de un alimento no compatible con una alimentación saludable.

Para otros muchos, sabemos que una determinada cantidad de grasa, exactamente un 30% (35% si consumes aceite de oliva), puede y debe formar parte del nuestro día a día.

Una de las grasas que más se han popularizado en los últimos años, es el omega-3. Un acido graso esencial y  poliinsaturada con funciones cardioprotectoras.

Su descubrimiento es debido a diferentes estudios realizados en la población esquimal. En esta población se observó que había una baja incidencia en enfermedades cardiovasculares. Por lo que empezaron a determinar factores que podían ocasionar esta situación.

Finalmente se observó que el consumo de omega-3, ingerido a través de la ingesta de pescado azul, ocasionaba que esta población tuviera la menor prevalencia mundial en enfermedades cardiovasculares.

El motivo se debe a que este acido graso, que aumenta considerablemente el tiempo de coagulación de la sangre, por lo que es más difícil padecer trombosis o isquemias.

Además, en los últimos días se ha publicado un nuevo estudio aceptado para su publicación en ‘Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism’ (JCEM), el que manifiesta  que el omega-3 aumentan los niveles de hormonas vinculadas a la sensibilidad a la insulina.

Como por ejemplo el aumento de la  adiponectina en la sangre. Una hormona que regula los nieveles de glucosa y modula la inflamación. Una síntesis elevada de esta hormona, disminuye el riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2 y enfermedad cardiaca coronaria.

Algunos de los alimentos más ricos en omega-3 son:

  • Salmón
  • Anchoa
  • Sardina
  •  Arenque
  •  Caballa
  • Trucha
  •  Emperador
  •  Atún
  • Abadejo
  • Fletán
  • Vieiras
  • Almejas
  • Lino
  • Semillas de calabaza
  • Nueces

Fuente de información:

Departamento de Agricultura de los Estados Unidos). 

Autor del estudio: Jason Wu, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Cambridge, Massachusetts (Estados Unidos).

Leave a Response